Cáncer de Testículo

¿Qué es cáncer de testículo?

Los testículos comprenden células primitivas que maduran para convertirse en células que producen hormonas sexuales o espermatozoides que son importantes en la reproducción sexual. También hay células de soporte que producen enzimas y otros fluidos que permiten que los espermatozoides funcionen correctamente. Estas células primitivas pueden volverse cancerosas. Estos tumores se llaman cánceres de células germinales testiculares.

¿Qué tan común es el cáncer testicular?

El cáncer testicular representa aproximadamente el 1-2% de todos los cánceres en los hombres, pero es uno de los cánceres más comunes en hombres jóvenes.

Edad de inicio

Ocurre predominantemente en hombres de 20 a 40 años.

Causas y riesgos

Los hombres que tienen un historial de testículos no descendidos (testículos que no descendieron para el momento del nacimiento) tienen una probabilidad mucho mayor de desarrollar cáncer testicular. Otros factores de riesgo incluyen antecedentes de cáncer testicular en el otro testículo y antecedentes familiares de cáncer testicular.

Síntomas y signos del cáncer de testículo

Normalmente, el Cáncer de Testículo se presenta como un bulto indoloro en uno o ambos testículos. Ocasionalmente, puede haber una sensación pesada o dolorosa en los testículos. En el cáncer avanzado, pueden presentarse otros síntomas, por ejemplo, si el cáncer se diseminó a los pulmones, puede haber dificultad para respirar.

Diagnóstico

Pruebas diagnósticas

La ecografía de los testículos localizará y delineará el tamaño del tumor testicular.

Se toman análisis de sangre para marcadores tumorales que comprenden alfa-fetoproteína (AFP) y gonadotropina coriónica beta-humana (HCG) y lactato deshidrogenasa (LDH). La tomografía computarizada del tórax, el abdomen, la pelvis y, ocasionalmente, el cerebro, también se realiza para descubrir la extensión del cáncer.

Los cánceres testiculares pueden ser seminomas o tumores de células germinales no seminomatosos, según el tipo de célula que se encuentre en el examen del cáncer bajo el microscopio. Se realiza una orquidectomía (extirpación del testículo) o una biopsia para obtener el diagnóstico.

Opciones de tratamiento

Orquiectomía:

Se lleva a cabo para eliminar el testículo afectado si el cáncer está localizado. Si hay cáncer avanzado, esto se puede hacer después de la quimioterapia para reducir el tumor primero. Después de la cirugía para el cáncer testicular temprano, se puede requerir quimioterapia o radioterapia para reducir el riesgo de recurrencia.

La quimioterapia se usa si hay cáncer avanzado que afecta a otros órganos, como los pulmones o el hígado. Los efectos secundarios de la quimioterapia que se inyectan en las venas incluyen náuseas y vómitos temporales, úlceras en la boca, pérdida de cabello, pérdida de apetito y cansancio.

Pronóstico del cáncer de testículo

Los exámenes clínicos, las exploraciones y los informes de patología ayudan al equipo médico a decidir cuál es la etapa del tumor de células germinales. El curso apropiado de tratamiento puede ser recomendado. La estrategia de tratamiento variará de persona a persona. El pronóstico del cáncer testicular generalmente es muy bueno.

Depende de la extensión de la enfermedad, el estado de salud del individuo y la respuesta al tratamiento. Con el tratamiento apropiado, se han reportado tasas de curación de hasta 80% incluso para pacientes con tumor testicular avanzado de células germinales.

Los pacientes con cáncer testicular en estadio temprano han informado tasas de curación de más del 95% con el tratamiento apropiado. La supervisión estrecha de los marcadores sanguíneos junto con la evaluación radiológica es esencial para detectar la recurrencia temprana del cáncer.

Puntos Importantes

“He tenido un bulto en mi testículo por un tiempo. No es doloroso”

El cáncer testicular generalmente no es doloroso. Si hay un bulto, acuda a consulta tempranamente para llegar a un diagnóstico definitivo evitando complicaciones por un tumor testicular avanzado.

“Solo tengo un testículo desde el nacimiento”

Normalmente, se forman dos testículos en el embrión, que descienden antes del nacimiento para quedar en el escroto. Ocasionalmente uno o ambos testículos no descienden. Hay una mayor probabilidad de desarrollar cáncer en los testículos no descendidos; por lo tanto, es aconsejable buscar atención médica temprana. Es posible que se requiera cirugía para volver a colocar el testículo en el escroto (solo hasta cierta edad y dependiendo de las condiciones de cada paciente).

Compartir esta Publicación:

Ubicación:

Calle del Canal #328 Central Médica Quirúrgica - Piso 4

Teléfono: 954 1042

Celular / WhatsApp / 24h: 669 196 0070

Sígame en:

Ver mi perfil en:

Copyright © 2018 - Dr. Héctor Togo